5 razones para poner un photocall en tu boda

5 razones para poner un photocall en tu boda

Monti Ruiz

¿Se os ocurre un evento en el que se hagan más fotos que una boda? ¡Ese día no hay batería de móvil o cámara que resista tantas horas de foto y vídeo del gran evento! Y es normal, porque uno no se casa todos los días y hay que inmortalizar cada segundo para la posteridad y con el mejor decorado posible. Y es que no hay nada como contar con un wedding planner para que tu boda sea lo más de lo más y entre las propuestas más llamativas seguro que se encuentra esta: ¡un  súper photocall! ¿Quieres 5 razones por las que no puede faltar uno en tu boda?

1. Protagonista de la decoración de la fiesta

Las flores, las sillas, los manteles, las luces, y todas esas cosas están muy bien, pero lo que realmente acapara la atención de los invitados es el photocall. ¡Todo el mundo está deseando estrenarlo! Desde que se percatan de su presencia, todos están deseosos por darlo todo ante la cámara, ¡y seguro que hasta se forma cola!

photocall-32. Ambienta una boda temática

Si eres de los atrevidos que quieren una boda temática, el photocall se convertirá en tu mejor aliado y en la excusa perfecta para sorprender a todos. ¿Estilo hawaiano? Ponemos unas palmeras y cocos. ¿Ambientada en un cabaret de principio del siglo XX? ¡Boas, flecos y pajaritas para todos! ¿Inspirada en El Señor de los Anillos? Montamos un mini Mordor con un Gollum si hace falta. ¿No irás a decir que no mola al máximo exponente?

3. Es un bonito recuerdo

Dado que nadie quiere perder la oportunidad de posar en el photocall, todo el mundo se hará un millón de fotos que subirán a las redes sociales o guardarán con mucho cariño en los próximos años. Y cuando hablen de tu boda, seguro que a nadie se lo olvida el momentazo en el que se hicieron la foto con ese decorado TAN original.

photocall-14. Puede ser muy barato

Te puedes gastar lo que te apetezca, pero si no hay mucho presupuesto, ¡da igual! Se puede montar un photocall divertido que enamore a todos los invitados sin necesidad de tirar la casa por la ventana. Además, es de las mejores inversiones de la boda, ya que lo disfrutarán absolutamente todos: niños, mayores, los novios, los amigos, los suegros, los cuñados, la prima del pueblo…

5. Lo más divertido a partir de cierta hora…

Todos sabemos que esto es así, porque en las primeras fotos salimos todos muy formalitos: los chicos con la chaqueta puesta y la camisa metida dentro del pantalón, las chicas en tacones de vértigo con mini bolsos muy monos… Y, sin embargo, una vez se abre la veda en la barra libre, todo el mundo saca su lado más divertido e informal para posar una y otra vez ante la cámara. Las combinaciones son infinitas entre mezclas de invitados y disfraces y elementos del decorado, por lo que seguramente os den las tantas hasta que hayáis fotografiado todas… 😁😁😁

photocall-4

© 2015 duam comunicación