Falsos influencers: timadores con muchos seguidores.

Falsos influencers: timadores con muchos seguidores.

La veterana red social Instagram, ha presenciado muchos cambios a lo largo de su vida. Uno de los más importantes (sobre todo para los marketinianos) es la llegada de la publicidad a la plataforma, trayendo la nueva profesión influencer. Estas personas son seguidas por miles y miles de cuentas, por tanto son canales de difusión directa, además sus perfiles suelen ir dirigidos a un público concreto (edad, gustos, sexo, etc). Obviamente las marcas han sabido ver y por tanto aprovechar esta nueva de publicidad.

Es bonito pensar que hay personas (influencers) que colaboran con las marcas para presentar y anunciar un nuevo producto o añadir valor, peroooooo hay gente muy mala por el mundo. Así ha nacido una nueva forma de pedir la mano y agarrar el brazo.

TechWeez

Los influencers son contratados por las marcas, bien ofreciéndoles dinero o servicios gratuitos, a cambio de la publicación de productos… en sus cuentas de redes sociales. Algunos de los más importantes en nuestro país son: Aida Domenech (@dulceida), Cindy Kimberly (@wolfiecindy), Paula Echevarría (@pau_eche). ¿Qué ocurre? La importancia de tener un gran número de seguidores ha llevado al surgimiento de un nuevo mercado, la compra de seguidores. Los falsos influencers compran miles de seguidores para conseguir que las empresas se fijen en ellos, haciendo así una inversión. El precio de la compra de nuevos Followers lo recompensan con el contrato de las marcas.

giphy

¿Qué características tienen estas personas? A simple vista su perfil parece normal, muchos seguidores, postureo por doquier. Lo gracioso viene cuando te fijas en la relación entre “followers” y “likes”. 200 likes para 5.000 seguidores, una de dos: o sus seguidores son unos desinteresados o son cuentas falsas. Y los más seguro es esto segundo, cuentas falsas. Si nos metemos en sus followers podemos ver que la mayoría de los perfiles tienen 3 características: 1. Sin foto de perfil, 2. Pocos seguidores. 3. Con casi ninguna publicación. Por lo que a simple vista parece un perfil de influencer, acaba siendo en realidad un perfil más.

Si quieres empezar a publicitar tu producto por esta nueva forma de publi, ahora ya sabes qué hacer. Escoge bien a tus influencers, investígales, que sean reales y leales, y con gran actividad en la red. ¡O sino ponte en contacto con nosotros!

¡Si te ha gustado el post compartelo y no olvides dejarnos tu comentario!

Deja un comentario

© 2015 duam comunicación

¿Te gustan nuestros consejos de marketing para PYMES?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu correo alertas sobre publicaciones de tu interés.