¿Por qué OT 2017 nos vuelve tan locos en redes sociales?

¿Por qué OT 2017 nos vuelve tan locos en redes sociales?

Isa Hernández

El regreso de Operación Triunfo a nuestras pantallas nos tiene, desde hace cinco semanas, con las emociones a flor de piel. Para los más nostálgicos -¡que seguro que habrán echado una lagrimita con alguna que otra actuación!- OT 2017 supone un ansiado reencuentro con un formato que, seguramente, les robó el corazoncito hace ya 16 años. Para entender lo que OT 2017 está suponiendo en la actualidad, debemos dejar a un lado comparaciones -¡odiosas!- ante todo porque ni nadie acumula hoy tanta cuota de pantalla, ni se venden tantos discos como entonces ni, y esto es lo más importante, existía Twitter en 2006.

OT 2017 es el futuro, pero llega en un momento en el que lo que se llevaba hace años… vuelve a llevarse. El exitoso formato ha sabido adaptarse a la perfección a un presente vintage gracias a una estrategia transmedia sin precedentes. Más allá de su audiencia en televisión tradicional, es decir, de los que nos sentamos los lunes para tragarnos las galas de principio a fin, OT 2017 vive y sobrevive de su éxito online. Las reproducciones de los contenidos, tanto de manera directa en TVE como a través de YouTube, han cambiado por completo la forma de consumir el programa. Rollos teóricos aparte, la actuación de Amaia y Alfred de City of Star con su millón setecientas mil reproducciones es el ejemplo perfecto. Además, el Canal 24H ha supuesto una auténtica revolución, no solo por las miles de visualizaciones simultáneas, sino por la sensación de comunidad que la audiencia activa -arengada por el programa- genera con sus comentarios en redes sociales. Además, permiten que sean los propios concursantes los que generan gran parte del contenido que se comparte, algo absolutamente insólito en un formato encierro.

Además, los encargados de marketing del exitoso formato no son, ni mucho menos, nuevos en este mundillo de las redes sociales. Sabiendo que ningún hashtag puede ser TT más de un día independientemente de lo comentado que sea, elaboran un hashtag “personalizado” cada día. Manteniendo siempre el #OTDirecto, los espectadores no tenemos más que añadir el día en cuestión en el que nos estamos viendo la gala o tragando todo lo que pasa en el 24H. Para los más despistados, es todo un triunfo, pues no tenemos que saber el número de programa o gala para interactuar en redes sociales.

TVE es consciente de que se enfrenta los lunes a un hueso duro de roer como es La que se avecina, por lo que ha pasado de hacer de la televisión tradicional su campo de batalla. A cambio, viralizan absolutamente todo lo que les ocurre a los concursantes. Algo tan clásico -¡¡¡y que nos gusta tantísimo!!!- como la elección de temas se convierte en todo un acontecimiento imperdible en el 24H, lo cual sirve, como no, para aumentar la interacción. ¿Quién no quiere comentar qué tema tan horroroso le han puesto a su favorito o qué tema tan fantástico a ese que tantas ganas tienes de ver fuera de la Academia?

El caso es que, OT, sin cuotas de audiencia offline arrasadoras, es un auténtico éxito para TVE. El programa ha conseguido que los más jóvenes vean la cadena sin perder a su público mayoritario. Y es que cada vez somos más los que, los lunes -y lo que no son lunes- suspiramos por lo que le pasa a un grupo de chicos en busca de sus sueños. ¿Y tú? ¿Estás enganchado ya al fenómeno OT 2017?

 

© 2015 duam comunicación