¿Qué tal una buena dosis de marketing para hacer tu curriculum?

¿Qué tal una buena dosis de marketing para hacer tu curriculum?

Monti Ruiz

¡Anda que no hay que invertir tiempo en hacer el currículum! Que si recopila info de tus trabajos, ordénalos, los estudios que has realizado, los cursos que has hecho, los idiomas que deberías saber, que no ocupe seis folios, que quede bonito… ¡Hacer un CV es un trabajo en sí mismo! Es muy importante tener en cuenta que la persona que lo lea va a hacerse una idea de quién eres basándose únicamente en el currículum y por eso hay que dedicarle el tiempo que sea necesario, si verdaderamente se está buscando empleo.

El marketing y la publicidad nos enseñan cada día ejemplos de marcas que se abren camino en un mercado abarrotado de información, ¡y todavía consiguen sorprendernos! Por eso, nos ha parecido buena idea echar mano de sus enseñanzas y aplicarlas directamente a la creación de un currículum que no deje a nadie indiferente. ¡Prepárate para sacar al publicista que llevas dentro!

Diseño

En el marketing y la publicidad

¿Qué campañas y anuncios son las que más llaman la atención de todos? Sin duda, son aquellas que rebosan creatividad, ya sea por el mensaje, las imágenes, el formato. Algunos nos hacen reír, como el famoso Palo de Limon & Nada; otros nos tocan la fibra sensible, como el anuncio de la Lotería, pero si hay algo que tienen en común es haber dado de lleno con la tecla del consumidor.

En tu currículum

Al igual que en la publicidad, vamos a intentar llamar la atención de quien lo lea aplicando una buena dosis de creatividad. Despídete de una vez del CV de varias páginas hecho en Word y usa herramientas de diseño. ¡Hasta se admite Power Point! Haz un boceto en papel, teniendo estos puntos en cuenta:

  • Estructura del CV. Por lo general, tu CV no debería ocupar más de dos páginas, como máximo, así que empieza por reestructurarlo para que te quepa, si no todo, lo más importante y reciente.
  • Colores. Dale una tonalidad al currículum que llame la atención del que lo lea, eso sí, discreta. El color aporta sensación de energía y motivación, algo que buscan todas las empresas. No pierdas una oportunidad por ser un soso en blanco y negro (a no ser que sea un requisito).

Una vez tengas clara la forma que va a tener, pásalo a ordenador. Y si no sabes cómo hacerlo o no tienes medios, busca a alguien que te eche una mano. ¡No valen las excusas! El resultado no puede ser una chapuza casera, debe ser profesional, al igual que ocurre en la publicidad.

Diferénciate

En el marketing y la publicidad

¿Cuántos anuncios vemos cada día? ¡Un montón! Las marcas se las tienen que ingeniar para que las recuerdes y por eso la técnica de diferenciarse es una de las más empleadas. ¡Cuántísimos productos para eliminar la grasa habrá en el mercado! Pero seguramente la que lidere el ranking en nuestros subconsciente sea KH7, gracias al anuncio en el que una pareja se daba el lote en una cocina mientras la limpiaban a golpe de spray quita-grasa. Claro que generó opiniones de todo tipo, pero se quedaron con todo el mundo y a día de hoy son la marca referencia.

En tu currículum

La persona que lea tu CV seguramente se tenga que leer unas cuantas docenas más, por lo que te recomendamos que intentes diferenciarte para que se acuerde de ti y hacerte un hueco en su subconsciente. ¡Técnica KH7 al poder! Que mientras se esté tomando el café piense “Mmm…Pues el CV con unicornios de arco iris tenía buen perfil”. No pases desapercibido, ya sea con un diseño original y llamativo, o con algún hito de tu vida destacable. Eso sí, la opinión que deberías buscar es positiva, por lo que ten cuidado y procura no crear un CV excesivo.

Formato

En el marketing y la publicidad

En TV, en la calle, redes sociales, en las mismas tiendas… Las marcas eligen el formato de sus campañas con el fin de alcanzar a su público objetivo. Cada vez son menos las que únicamente se limitan a un único canal, ya que así lo requiere la publicidad actual. El formato en el que se prepara una campaña importa, ¡y mucho!

En tu currículum

Está muy bien tener tu CV impreso y entregarlo en mano pero eso se lleva cada vez menos. Asegúrate de tenerlo en un formato digital, para enviarlo en cualquier momento, y accesible desde cualquier dispositivo. Lo ideal es PDF, que no suele dar guerra. Además, cada vez están más de moda los videocurrículums, ya que te diferencian de todos los que no lo tienen y te pueden conocer mejor, no únicamente por una foto tamaño carnet. También hay quien tira la casa por la ventana y convierte su currículum en toda una experiencia para el lector, como este chico que para conseguir un empleo en la revista GQ transformó su CV en la mismísima revista. ¡Así, como para que no te contraten!

© 2015 duam comunicación