Razones por las que tu empresa no puede vivir sin un blog

Razones por las que tu empresa no puede vivir sin un blog

Monti Ruiz

Admitámoslo: si no estás en internet, es como si no existieras. Piensa en qué haces tú cuando quieres comprar algo nuevo o visitar un sitio en el que nunca has estado antes: buscas su web, fotos y opiniones de otras personas, como ayuda para tomar una decisión. Que tu empresa tiene página web se da por hecho.

¿Y no es suficiente? Para la mayoría de las empresas no. La razón es que las webs son elementos muy estáticos, que en algunos casos ni se actualizan, por lo que si un cliente nos visita un par de veces y no ve novedades… no volverá.

¿Y no vale con tener redes sociales? Tener redes sociales es un paso adelante importante, pero no definitivo. En tus redes compartirás contenido y mantendrás al día a tus clientes, pero no generarás tráfico a tu web que es realmente lo importante cuando hablamos de ventas.

Los consumidores somos cada vez menos fieles a una marca ya que gracias a internet y las nuevas tecnologías tenemos prácticamente cualquier cosa al alcance de nuestra mano y si algo no nos gusta, simplemente buscamos otra y en pocos minutos encontramos una alternativa incluso mejor. Es entonces cuando el blog se convierte en el mejor aliado de cualquier empresa para hacerse notar en internet:

1. Crea el universo de tu marca.

El blog te ayuda a que tu empresa o marca no se limite únicamente a tus productos o servicios. Los artículos que publiques te ayudarán a definir qué tipo de empresa eres (o quieres ser) y en qué ambiente te mueves. Una hamburguesería de barrio puede convertirse en la hamburguesería de moda en la ciudad gracias a su blog, en el que publican eventos gastronómicos de importancia, la calidad de los ingredientes que emplean, así como el magnífico producto final; recetas de alta cocina, de otros países…

2. Posicionarte como un experto del sector.

Te permitirá hablar de lo que sucede en tu entorno, demostrando a tu público objetivo que estás a la última de lo que ocurre. Y es que se recomienda que sólo un 10% de tus publicaciones sean de promociones y ofertas de tu negocio para que no quemes a tu público con vender, vender y vender, por lo que te queda todo un 90% para que te explayes sobre las últimas tendencias y novedades de tu mundo profesional y demuestres el gran experto que eres.

3. Diferenciarte de la competencia.

Es importante tener controlados a tus competidores y tener en cuenta qué hacen ellos. Si no tienen blog, ¡voilà! Aquí tienes la gran baza para marcar la diferencia. Y si lo tienen, ¿de qué hablan? ¿Lo usan de forma adecuada? Es momento de que demuestres que conoces bien a tus clientes y les proporciones contenidos de calidad y de su interés para posicionarte y crear comunidad.

4. Ayudar al famosísimo SEO.

Un blog te ayudará a que tu empresa salga en buena posición en las páginas de resultados de Google cuando se hagan búsquedas relacionadas con tu negocio, ya que continuamente te harás notar en internet con artículos que contengan palabras clave y noticias de actualidad. ¡El blog es imprescindible para tener un buen SEO y que tu página web no se pierda por el infinito internet!

5. Generar confianza y fidelizar.

Gracias al blog, creas una relación cercana e informal con tu público objetivo, pues compartes información con ellos, les ofreces contenidos relevantes, ellos te proporcionan feedback con sus comentarios y consultas… Poco a poco te vas haciendo un hueco en su vida cotidiana y esto, al final, se traduce en ventas que, combinadas con un buen servicio de atención al cliente, hará que tus clientes repitan, ¡y te recomienden!

6. Barato.

Sí, he dicho barato. Tantas ventajas que nacen de un ordenador, conexión a internet y una pequeña inversión en el dominio del blog. Fin. Una herramienta de marketing que ofrece mucho que ganar con poca inversión.

Es probable que la idea de un blog tenga ahora más razón de existir en tu cabeza, pero seguro que te han asaltado cuestiones como “¡no tengo tiempo!”, “¡no tengo ni idea de cómo hacerlo!”, “¿de qué voy a hablar todas las semanas?”, “¡no me puedo permitir contratar a otra persona que lo haga!”. Vale. Entonces, ¿por qué no externalizas el servicio y lo contratas con un tercero?

Contratando a un blogger, tendrás a un miembro más en tu equipo, con todas las habilidades necesarias para desarrollar tu blog y el tiempo que te falta a ti.Además, al ser alguien externo a la empresa, podrá aportar un nuevo punto de vista fresco e identificar cuáles son las necesidades y deseos de tu público objetivo, una tarea algo complicada cuando el único punto de vista que tienes es desde dentro. Así, sabrá enfocar los artículos de forma que enganchen a la gente y no quieran perderse ni una de tus publicaciones.

En resumen, un blog es asequible, ¡y son todo ventajas!

Si todavía no lo ves claro, no dudes en contarnos tus dudas, pero no dejes pasar la oportunidad de hacer visible tu empresa en el mundo digital.

Join the discussion 1 comentario

Deja un comentario

© 2015 duam comunicación