¡Saca la máxima rentabilidad para tu negocio del Black Friday!

¡Saca la máxima rentabilidad para tu negocio del Black Friday!

Isa Hernández

El mes de noviembre empieza a dar sus últimos coletazos y, con ello, llega una fecha marcada en rojo en nuestros calendarios. El Black Friday inundará el día 24 -en algunos casos antes, si eres de los que se apunta al Pre-Black Friday- los negocios de todo el mundo. A partir de este día, y hasta bien pasado diciembre, el fuerte aumento en las compras será la tónica más extendida en tiendas de índole más que variopinta, todo ello como consecuencia de una Navidad que, cada vez más, está a la vuelta de la esquina.

Según una encuesta realizada por el portal Ofertia.com, los españoles gastaremos, de media, unos 133 euros en el Black Friday. ¡¡133!! Una cifra, cuanto menos, interesante, teniendo en cuenta que casi el 80% de los encuestados ha decidido de antemano que comprará ese día. Por ello, más de un tercio de las PYMES españolas se subirán al carro de este “viernes negro”, además la mitad de las tiendas online. ¿Vas a ser el único sin sumarse a esta auténtica fiesta de las compras?

Si eres de los que ya tenía decidido participar, o si te acabas de decantar hace escasos segundos tras conocer los datos, te aconsejamos que utilices esta semana para pensar en ideas atractivas pero rentables para tu negocio, porque, una cosa es ofrecer descuentos, y otra, claro, es perder dinero… Lo más importante es planear con tiempo, y, por tanto, se antoja fundamental el darle una vuelta a tu web, a su usabilidad y a su posicionamiento, además de preparar una buena campaña de e-mail marketing como base de toda acción. Recuerda que, en un día como el Black Friday¸ es preciso que lo visual prime siempre por encima del texto.

Si estos consejos no te han parecido suficientes para poner en marcha tu campaña, te regalamos -¡¡qué generosos estamos cuando se acerca la Navidad!!- ideas para que el Black Friday sea todo un éxito.

1. Diseña un hashtag adecuado para la ocasión: Las redes sociales han de ser tus aliadas indispensables en un día como este. Utilizarlas para lanzar un sorteo vinculado a un regalo con el que, además, publicites tu marca es siempre una gran idea y, para ello, lo ideal es diseñar un hashtag como vía de participación. Si en él, además, puedes incluir el nombre de tu empresa o marca y a Black Friday como reclamo, mejor que mejor.

2. Utiliza cupones promocionales o códigos de descuento: El Black Friday es, además, una buena ocasión para fidelizar a tus clientes. Es por ello por lo que los códigos de descuento o cupones promocionales pueden antojarse como una vía más que interesante para conocer un poco más a tus clientes. A cambio de rellenar una serie de datos, ellos podrán obtener un pequeño descuento adicional que les hará, además, sentirse valorados por la empresa. ¿Alguien da más por menos?

3. Crea paquetes de productos o servicios: Si bien es cierto que no todas las empresas pueden permitirse demasiados descuentos, ofrecer un paquete puede ser una gran opción -recuerda que las ideas han de ser atractivas, pero siempre rentables para tu negocio. En él, puedes incluir productos o servicios cuyo coste por separado sea superior al coste que tendrían dentro del pack. Un reclamo, sin duda, siempre interesante para el consumidor.

4. Lanza un nuevo producto: El Black Friday es, contrastadamente, el momento idóneo para lanzar un nuevo producto con descuento o precio especial de salida. Ello hará que, además del interés que suscita la novedad en sí, entre en juego el reclamo que supone la exclusividad a un precio más asequible. ¡¡Anímate a sacar esa creación en la que tanto tiempo llevas trabajando!!

5. Deja al cliente participar en la preparación de tu Black Friday: Por último –¡pero no menos interesante!-, te ofrecemos la idea de hacer que tus clientes se sientan, aún más, protagonistas en este día tan especial. A través de una sencilla encuesta, ya sea en redes sociales o en tu propia web, puedes dejar que sean ellos los que decidan los productos que tendrán descuento en el Black Friday –evidentemente, siempre en la medida de lo rentable, lo cual ha de estar definido previamente. De esta forma, te aseguras (prácticamente) de que aquellos que voten por un determinado producto estarán interesados en adquirirlo si este presenta un descuento o promoción.

Ahora sí que sí, no tienes excusas para no subirte al carro del Black Friday y empezar, por todo lo alto, la campaña de Navidad. ¿Preparados para la locura del “viernes negro”?

© 2015 duam comunicación