Top 5 de packaging de queso (te encantarán tanto si te gusta el queso como si no)

Top 5 de packaging de queso (te encantarán tanto si te gusta el queso como si no)

Monti Ruiz

En las pizzas, con carne, para dipear, con mermelada, en ensalada, en bocata… ¡Qué rico está el queso! Vale, el roquefort sólo es apto para los paladares más potentes, ¡pero hay tantos tipos que es imposible que no te guste al menos uno! Y si no te gusta ningún queso, entonces, al menos, queremos intentar que te enamores de su packaging. Así que te hemos traído el top 5 de los más originales que hay por el mundo. ¿Con cuál te quedas?

1. El helicóptero de Captain John

Si cortar el queso finito y homogéneo se convierte en todo un reto para ti, la marca Captain John ha pensado en la solución con su packaging. Se trata de un cubilete de queso que incluye un peculiar cortador: unas hélices que van sacando lonchas según las giras. Así, tú solo tendrás que girarlo suavemente para obtener una presentación impoluta. ¡No más malabarismos con los cuchillos!

packaging-queso-22. El sacapuntas de Käsestift

¡Qué toque le dan unas virutas de parmesano a un plato de pasta o a una ensalada! Pero en ocasiones lo que acabamos echando son trozacos de queso con muy poca gracia que rompen con el glamour del menú, ¡y todo por no ser capaces de cortarlo en condiciones! Para ello, Käsestift ha creado queso en forma de lápiz con un sacapuntas, que viene a ser un mini rallador que permite cortar la cantidad de queso perfecta y con una estética decente.

packaging-queso-13. Las fases lunares de Medium Green Cheese

El queso azul o los especiados tienen una superficie que recuerda a la de la luna: irregular, con cráteres y distintas tonalidades. Entonces, ¿por qué no aprovechar esta similitud para idear un packaging que llame la atención de todos? Así lo hizo esta marca, que diseñó el envoltorio del queso con las distintas fases de lunares. También, todo sea dicho, este packaging tiene truco, porque la gracia está en tener varias fases, así que se aseguran de que por lo menos eches tres o cuatro en el carro.

packaging-queso-3

4. Las ceras de colores de Kraft

¿Y si pudieras merendarte unas ceras de colores? Es justo a lo que invita este packaging, que contiene un snack de varias barritas de queso camufladas como pinturas. Es original y divertido para los niños, pero con el riesgo añadido de que su segundo plato sean los lápices del estuche del cole o las jugosas ceras Manley. No sé, yo casi soy más del bocata de toda la vida…

packaging-queso-4

5. Las porciones individuales de Vildenvang

En realidad se trata del mismo concepto que el de los quesitos del Caserío, ya que este packaging presenta las porciones envueltas de forma individual. La diferencia está en que Vildenvang lo aplica a un queso entero cortado en cuñas, cada una con su propio packaging, y la verdad es que está muy bien si tienes prisa en organizar una cena, como el jamón ya cortado y envasado en un platito. Si es que los que nos pasamos la vida corriendo agradecemos estas facilidades…

packaging-queso-5

© 2015 duam comunicación