Nace en Nueva York el snack de moda: una gota de lluvia

No será un brownie, ni una tarta de queso, pero este postre lo mola todo. ¡Lo tiene todo para triunfar! Sin calorías, raro como él solo e ideal para el postureo de Instagram. Una gota de lluvia bien gordita o el Raindrop Cake es el snack que está triunfando en Nueva York a un precio de 8 dólares la unidad. ¿Cómo puede ser que nos emocionemos tanto por un pegote de agua sin sabor?

gota-lluvia-postre-nueva-york-2
Aquí el marketing hace su buen trabajo, porque en realidad no se trata de agua de lluvia, sino de agua mineral y agar-agar, una gelatina de origen natural, que permite crear gotas de gran tamaño y podamos transportarlas y comerlas sin que se deshagan. Además, lleva unos toppings que le dan un poco de sabor, sirope de azúcar moreno y harina de soja tostada. ¡Todo muy minimalista, con rollito oriental!

Quizás es momento de despedirse de los aguacates en las fotos para dejar paso a platos tan originales como este, inspirado en Japón. Y por simple que parezca, la Raindrop Cake acumula kilómetros de colas de curiosos que quieren probarlo y, admitámoslo, si nosotros pudiéramos, ¡también estaríamos allí, impacientes por llevarnos a la boca una gota de lluvia!

gota-lluvia-postre-nueva-york-1

gota de lluvia, marketing, Nueva York, postre, Raindrop Cake