Café incoloro, ¿un producto muy foodie o muy absurdo?

Café incoloro, ¿un producto muy foodie o muy absurdo?

Monti Ruiz

El atributo principal del café es, junto a su inconfundible olor, su color oscuro. ¿Qué queda si se lo quitamos? La marca Clear Coffee ha aprovechado el tirón de la gastronomía más foodie para hacerse un hueco en el mercado ¿del café? con una bebida a base de granos de café arábico carente de cualquier tonalidad de color. Además, aseguran que tiene muy poca cafeína, que es muy saludable e, incluso, se puedan preparar cócteles con él. No tiene conservantes, sabores artificiales, ni azúcar, edulcorante o estabilizantes. ¿Sabrá en serio a café?

La marca ha querido alejarse del concepto tradicional del café en tazas de cartón con tapa y se ha decantado por un packaging que recuerda a una botella de agua. Y aunque este producto se lanzó hace varios años, lo cierto es que no ha tenido éxito hasta hace nada y en la actualidad venden muy orgullosos su café incoloro por un “módico” precio de 3 libras.

Sin embargo, aún siendo una idea rompedora y original, el público no siempre está de acuerdo, como ya ha ocurrido en otras ocasiones con productos como el Aquarius sabor cola. A penas duró unos meses en los lineales de los supermercados porque todo el mundo lo asociaba a Coca Cola sin gas, de esa que lleva demasiados días abierta en la nevera. También cuentan las malas lenguas que la marca de dentífrico Colgate se planteó lanzar al mercado comida precocinada que cuidaría de nuestra boca tanto como sus pastas de dientes. Ejem.

El caso es que parece que a los chicos de Clear Coffe no les va del todo mal, a pesar que a nosotros no nos termina de seducir el concepto del café incoloro. ¿Vosotros les veis futuro?

© 2015 duam comunicación